¿Siente que los ajustes por la pandemia lo superan? Experta nos dice cómo abordar cada caso

Portrait of elderly senior citizen wearing face mask looking through room window,Coronavirus COVID-19 pandemic outbreak nursing home crisis,high mortality rate and death cases among older population

Tiempo, información e indicaciones precisas sobre los resguardos que debemos tomar en diferentes contextos en pandemia, son cuestiones que ayudan a aquellas personas que les cuesta más adaptarse a los cambios que ocurrirán según suba o bajen las cifras, la única certeza es que ya nada volverá a ser como era.

La adaptación al cambio es una de las habilidades que más ventajas nos pueden significar en nuestras vidas, especialmente en el actual contexto de permanente cambio producto de la pandemia. En relación a cómo las personas pueden ir gestionando estos procesos tanto individual como colectivamente, la psicóloga Ingrid Fergusson, coordinadora del Centro de Atención Psicológico Integral (CAPI) y académica de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule (UCM) entregó importantes recomendaciones.

En principio, existen mayoritariamente dos tipos de persona: los que se habitúan fácilmente a los cambios y los que no, siendo en este último grupo con quienes más debemos empatizar para facilitar la adaptación ya sea en aspectos cotidianos, laborales o situacionales.

“Durante más de un año el mensaje era que teníamos que mantenernos con distanciamiento físico y aprendimos a cambiar nuestros hábitos y estilo de vida, logrando una cierta adaptación y, por lo tanto, ahora, en esta nueva realidad, se nos pide de alguna manera revertir eso y retomar nuestra vida cotidiana, obviamente con los resguardos sanitarios pertinentes”, señaló la académica de la Facultad de Ciencias de la Salud UCM.

Para algunos implementarlo ha sido muy fácil, pero “Para otros este proceso ha sido mucho más difícil, y todavía existe el temor al contagio. A veces eso puede ser una respuesta que tiene que ver con estilos de funcionamiento psicológico previo y con las capacidades adaptativas que se han ido desarrollando y que les hace más difícil responder a un cambio en el contexto”, explicó Fergusson.

Es por esto que es importante diferenciar si es algo específico en este periodo o es una persona que siempre, durante su vida, ha tenido problemas de adaptación a los cambios, complementó la experta.

En este último caso, la especialista recomienda que se pueda acudir a una orientación psicológica para buscar alguna estrategia de adaptación dentro de su vida normal. “Hay personas que de a poco empiezan a retomar actividades habituales y van viendo que no pasa nada con eso y se dan cuenta que van avanzado hacia un estilo de vida más habitual. Recibir una orientación de una persona de su confianza también puede ser importante”, indicó.

Facilitar la readaptación es tarea de todos

Las críticas de familiares, amigos o cercanos hacia alguien que aún siente mucho temor frente a la pandemia, no aportan para que la persona pueda superar la situación, -explicó Fergusson- y, por el contrario, promueven el aislamiento y hacen aún más difícil la adaptación a los cambios.

“Lo importante es ayudar a entender esos temores e ir viendo cuáles sí tienen una base de sustento y cuáles, según la experiencia, me muestran que no tienen mucho de realidad (…) es clave el dar tiempo, contar con información e indicaciones precisas por ejemplo sobre los resguardos que debemos tomar en diferentes contextos”, sostuvo la académica UCM.

“Debemos ser capaces de reconocer aquellas cosas que en este periodo han surgido y que han permanecido un poco ocultas y que, a partir de esta situación tan extraordinaria y atípica, salen a la luz. En ese caso me parece importante acudir a una consulta para obtener orientación y acompañamiento y que, de a poco, la persona pueda retomar su vida habitual”.

Fergusson afirma que con intervención es posible revertir los trastornos adaptativos, pero se requiere flexibilidad de parte de las organizaciones e información precisa de las autoridades. “En primer lugar, se deben entender las diferencias de cada una de las personas y las realidades que cada una vive. personas. Al retomar las actividades laborales es importante ser flexible porque no todos tienen las condiciones para aquello: pueden ser personas de riesgo o cuidadores de pacientes postrados o con enfermedades base, o tener hijos pequeños pues el sistema educacional no está funcionando completamente con normalidad”.

La académica también indicó que “el mensaje de las autoridades debe ser preciso sobre qué debemos hacer en este contexto en el que se están eliminando algunas restricciones para cuidar ese espacio que se ha ganado desde el punto de vista sanitario”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.